Nada que ocultar

Dedicado a los que piensan que esto de la privacidad es una tontería, "total, yo no hago nada malo".

En Birmania se está usando tecnología de vigilancia para identificar a los que piden democracia en su país. La última, es que las autoridades birmanas han amenazado con retirar los portátiles a los funcionarios de la ONU que están en el país.

Ahora los funcionarios de la ONU están muy ocupados destruyendo los datos de sus discos duros, porque contienen información sobre los disidentes, que como los pillen, van a quedar como el monje flotante en el agua de un estanque cuya foto ha dado la vuelta al mundo.

Quiero una democracia en mi país. "No tengo nada que ocultar, total, yo no hago nada malo".

También lo podemos leer en Kriptópolis: http://www.kriptopolis.org/nada-que-ocultar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.