Rajoy, inconsistente y xenófobo: «Hay muchos extranjeros cobrando paro y españoles buscando trabajo fuera»

Rajoy me sorprende (o quizás no) con estas declaraciones publicadas en El Mundo: Hay muchos extranjeros cobrando paro y españoles buscando trabajo fuera.

Entiendo por qué dice esto Rajoy, es para meterse en el bolsillo a los ejpañoles a los que les gusta escenas de matrimonio: poca neurona y que se tragan cualquier tontería, especialmente una que les haga sentir bien, que les haga sentir que son mejores que los demás, que tienen más derechos que el hijo de vecino (inmigrante). Una medida populista, pues.

Lo que no sabe Rajoy (o no le importa) es lo peligroso que puede resultar el tener a una población autóctona convencida de que por haber nacido en cualquiera de las provincias españolas tienen moralmente más derechos que cualquier otra persona. Y esto es especialmente peligroso en época de crisis, cuando las cosas van mal, cuando hay que «competir» por los recursos. Entonces la cosa puede echar chispas. Y cuchilladas. Literalmente.

Pero además es que su afirmación es de imbéciles, no tiene ni pies ni cabeza. Me expliquen a mí por qué un ecuatoriano, peruano, marroquí, noruego o suizo que haya cotizado a la Seguridad Social durante el tiempo suficiente, que ha cumplido con sus obligaciones como buen ciudadano que es, ¿¿no tenga derecho a cobrar el paro?? ¿Y eso qué tiene que ver con que el andaluz salga a vendimiar? ¿Quizás es que a esos 20.000 andaluces que menciona se les ha caducado los 2 años de cobro de paro? Y si seguimos tirando de ese hilo y aceptamos que hay españoles (como yo) que estamos trabajando duro en el extranjero, ¿quiere el señor Rajoy decir que ni esos 20.000 andaluces que vendimian, ni yo que tecleteo y me devano los sesos en mil reuniones, tendremos derecho de cobrar el paro en los países donde trabajamos solo porque en Francia, o en Inglaterra, un español es (oooooh, qué feo, qué denigrante) ¿¿un inmigrante?? ¿¿un extranjero??

Váyase, señor Rajoy. A la mierda, por favor.

0 comentarios sobre “Rajoy, inconsistente y xenófobo: «Hay muchos extranjeros cobrando paro y españoles buscando trabajo fuera»”

  1. Pingback: »
  2. ¿Y los andaluces que no vendimiamos pero nos tenemos que ir a Europa una y otra vez? Esos no merecemos la conmiseración del magnánimo lider fascista*? Que por supuesto, preferiría que nadie se tuviera que ir a hacer la vendimia a Francia o la manzana a Italia, pero joder si preferiría que los ingenieros, químicos, matemáticos, físicos e informáticos andaluces que se tienen que ir de allí (y ojo, porque irse fuera no es mejor si te vas a Madriz que si te vas a Bordeaux, a mí me jode igual) no se tuvieran que ir.

    En fin. Nos mean y dicen que llueve. Demagogia y fascismo.

    PD. Por supuesto, los pobres suramericanos nada tienen que ver en las mentiras de Rajoy-qué-tonto-soy. Pero eso no vale la pena ni discutirlo, de tan descabellado.

    (*): Si va a tratar a las personas por dónde han nacido (por lo que son) y no por lo que hacen en el mundo, llamarle fascista no puede nunca ser tomado como un insulto sino como una mera descripción objetiva de lo que tenemos delante.

  3. Jejeje, yo también estoy leyendo con mucho interés esas noticias tan trascendentales. Aznar hace 2000 abdominales al día en el garaje de su casa (¡ya ni en el gimnasio delante de las chatis, ¡¡qué tipo tan patético!!) y Aznar es uno de los candidatos a padre del bebé de una ministra francesa, a la que saluda de beso cuando cena con ella en París. Sin palabras. Lo que más me gusta de la portada de El Jueves es que Aznar pretende estar en Georgetown o por encima del bien y del mal, pero es un egocéntrico de cuidado y por lo tanto seguro que le ha repateado el higadillo tanto cachondeo nacional al respecto de su sex appeal (¡¡¡siempre pensé que sex appeal y Aznar son como el agua y el aceite, no se mezclan, no caben en la misma frase!!!)

  4. Y yo misma caigo en el truco… No toca hablar de los ligues de Aznar, ¡¡¡toca hablar de «la desaparicion del estado del bienestar»!!! Nos acordaremos toda la vida de este verano. De la inauguración de los Juegos de Pekín 2008 y la trascendencia del mensaje transmitido mediante ella, del catacrac del sistema financiero mundial. ¿Mi teoría? Con lo desequilibrada que está la balanza comercial de EEUU, con lo pillados por los huevos que tiene el yuan (renminbi) al dólar, las afrentas recibidas por China durante los juegos (y antes y después de, pero especialmente cuando el mundo entero estaba mirando) se van a pagar caro. Ellos tienen la palanquita que dice si la economía mundial aterriza suave, o si la hostia es monumental. ¿El tiempo me dará la razón? Aprovecho para enlazar con la reflexión de Versvs sobre Tiananmen en su post «la desaparición del estado del bienestar». No se trata de defender a un país que se limpia la entrepierna con la declaración universal de los derechos humanos. Se trata de poner de manifiesto lo gilipollas que han sido los mandamases de los supuestamente poderosos países occidentales. Y no quiero hablar de esa foto de las Azores…

  5. Hola Vigi,
    Al señor Rajoy, no se le puede mandar a la m;erda:
    Ya está en la mismísima m;erda y le llega hasta el cuello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.