Un dron vigilando tu hogar. ¿qué puede salir mal?

Hace ya once añazos andábamos por aquí comentando con sorpresa que Microsoft estaba trabajando duro en el proyecto Natal. Acabaron llamándolo Kinect, ya saben, el control de la consola XBox que usaba una cámara.

Ayer, una vuelta de tuerca: Amazon anunció una cámara de videovigilancia que se da vueltecitas volando (literal) por tu casa a horas concertadas para que puedas ver a través de tu teléfono que todo está bien.

Afirman que hay más problemas de privacidad con el teléfono que llevas en el bolsillo que con este nuevo dispositivo.

Lo triste es que es cierto.

Lo más triste aún es que esos drones con cámara van a salir del hogar y pronto, muy pronto, los tendremos dando vueltas por nuestros pueblos y ciudades.

Y es que a la vez que el dron, Amazon ha anunciado la red Sidewalk, una especie de fon, o mesh network, o como quieran decirle, para que el excedente del internet de tu casa lo puedan usar los dispositivos IoT Amazon de tus vecinos si su conectividad va flojilla (y viceversa).

Obvio que esos drones callejeros van a usar Sidewalk.

Nos está quedando un futuro guapo, guapo.

3 comentarios sobre “Un dron vigilando tu hogar. ¿qué puede salir mal?”

  1. Es curioso, porque en muchos sitios los drones no pueden volar alegremente.
    No sé cómo está la cosa en USA ahora mismo (están cambiando leyes) pero en Europa, con la nueva ley (EASA) no se permiten vuelos autónomos en lo que se refiere a la categoría Abierta, que incluye drones de menos de 250 gramos. Además habrá que tener en cuenta zonas restringidas, que se prevé que haya muchísimas.

    En Españistán, la norma vigente ahora mismo impide volar en zonas restringidas (que hay muchísimas) e incluyen las principales ciudades enteras y cercanías. Tampoco se permiten vuelos autónomos (el piloto tiene que tener alcance visual permanente) y alguna otra restricción extra como no sobrevolar zonas con edificios y vehículos.

    Así que no lo veo nada claro que esto pueda prosperar.

  2. Hola A., gracias por tu comentario.

    En principio es un dron que sustituye a las cámaras de videovigilancia dentro del hogar. O sea, que volaría DENTRO de la casa del propietario. Creo que no hay legislación al respecto al no tratarse de un vuelo al aire libre ni en espacio público. Así que, desde una perspectiva de pisito de centro de ciudad española, yo tampoco lo veo muy claro… en esta primera fase.

    [también recuerdo el dedo casi cortado de Enrique Iglesias por un dron en uno de sus conciertos -cuando se pintó un corazón en la camiseta con la sangre, y le hicieron acabar el concierto antes de que se desmayase- y desde el punto de vista de la seguridad física de los habitantes de la casa, tampoco lo veo]

    Una vez legislen (porque lo harán) para su uso en el espacio público, nos hartaremos de verlos por las calles. Tantos años observando los retrocesos en materia de privacidad, concedidos de manera voluntaria por los ciudadanos (incluyéndome yo también, que no soy una Stallman sin teléfono móvil precisamente) me han hecho pesimista al respecto.

    Un saludo.

  3. Ah, si el bicho vuela por dentro de casa debe ser muy preciso para no chocarse con obstáculos: asumamos que incorpora una super eficiente cámara con reconocimiento de objetos para esquivarlos.
    Asumamos también que las hélices no provocarían accidentes porque llevarían protectores.
    Lo que realmente veo difícil es la estabilización del drone en un ambiente cerrado (un piso promedio) porque no se podría posicionar debido a la falta de señal de GPS.

    Lo que sí allana la nueva normativa europea (EASA) es precisamente el uso de drones autónomos para temas de transporte (no pertenecerían a la categoría Abierta sino a otra con unos requisitos que todavía no se han publicado por lo que yo sé). Y a Amazon le iría perfecto para entregar paquetitos (a las casas unifamiliares, no en un piso cualquiera) y asumiendo que nadie vendrá a robarlo porque está solo y desamparado en un jardín cuando los propietarios no están.

    A mí me preocupan más cosas como los altavoces/micrófonos de Amazon, Google, etc (no sé si Sony también tiene), los _dongles_ estos tipo Chromecast que se pasan el día escaneando la LAN y el espía que llevamos en el bolsillo (que ya es una batalla perdida).

    Yo también soy pesimista, lo único es que ahora mismo no soy capaz de ver cómo pretenden colarnos los drones-espía en las casas particulares de forma masiva. A no ser que tengan más influencia que yo en la UE… oh, wait.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.