¿Quién mató a Blockbuster? ¿Los piratas, el cambio de paradigma… o las peleas en la junta directiva?


El año pasado Blockbuster, la cadena de videoclubs que todo lo había invadido, presentó suspensión de pagos. Aha, es por culpa de la piratería, dijeron los acólitos al culturetariado y a la SGAE. Aha, es por haber actuado como dinosaurios y no haberse movido rápido ante un cambio de paradigma, el de la digitalización de los contenidos (streaming de video y tal), dijimos muchos más.

Me he topado con un artículo de la publicación Harvard Business Review que arroja una conclusión que no me esperaba: las discrepancias entre el consejero delegado hasta 2007, John Antioco, y el inversor en serie Carl Icahn que compró la mayoría de acciones cuando Viacom vendió Blockbuster, mataron los planes de alquiler por Internet y recepción en streaming así como los de hacer alquileres por correo estilo Netflix.

Siempre creí en aquello de que «entre toros no hay cornadas». Pues vaya, parece que sí, y debieron de estar fuertes, porque se llevaron a un gigante por delante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.