Terroristas y economistas

El asunto de los paquetes bomba denota una intención muy clara, su calendarización muestra la habilidad de economista quirúrgico: justo cuando Occidente se debate entre si habrá recesión en forma de W (double dip recession), ataque en toda la regla al sistema neurálgico de la cadena de suministro optimizada, el transporte de mercancías aéreo. El coste de las medidas de seguridad a implementar va a suponer un duro mazazo a agentes que apenas sobrevivían en el clima actual.

El invierno va a ser largo y crudo, amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.