Una imagen vale más que mil palabras: los scanners corporales no funcionan

Lo hemos dicho muchas veces… hecha la ley, hecha la trampa. Ante una barrera, los malos encontrarán la manera de saltársela. Los scanners corporales son una estupidez. Y para prueba, un botón. En la televisión alemana hicieron la prueba de cargar suficiente material para fabricar explosivos, pasar por el dichoso scanner y no ser detectados.

No es por nuestra seguridad… es para llenarse los bolsillos. Los fabricantes de esos scanners algo de lobby harán a nuestros mandamases para que los compren a espuertas. Y también es para tenernos aterrorizados y bien mansitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.