¿El fin de la tecnología obsoleta?

En El Navegante se marcan un artículo alrededor de una pregunta interesante: ¿y si la tecnología fuese ya suficientemente buena? Se basan en evidencias del mercado:

  • Vista (la esperanza vende-máquinas-potentes, o último giro de tuerca de la «conspiración WinTel») ha sido un rotundo fracaso.
  • El BluRay no despega. Y no me extraña. Verle los implantes de cabello a Travolta gracias a la alta definición no me dejaría disfrutar de la película.
  • La tecnología de 64 bits no ha causado furor. Más bien al contrario: lo que ha causado furor son los netbooks, unos ordenadores portátiles de pequeño tamaño, ultraportabilidad a costa de solo ofrecer prestaciones limitadas.
  • Los móviles han dejado de tener más prestaciones, ahora solamente se les está sacando más jugo a base de buenas aplicaciones.

Se preguntan si esto es porque ya no hay interés en las prestaciones (más gigas solo por fardar) o si se debe a las renovadas dificultades que tienen las personas a la hora de acceder al crédito.

Yo tengo dos pequeñas historias personales relacionadas y una reflexión al respecto. Hace un año compramos un portátil para casa. Ahora estoy comprando otro portátil porque con uno no tenemos ni para un diente. Y me sorprende ver que «los numeritos» son prácticamente los mismos que el año pasado: velocidad de procesador, RAM, disco duro, tarjeta gráfica, maldita sea, ni siquiera en WiFi hemos pasado del 802.11a/b/g. Con una maravillosa excepción: el precio es la mitad.

Hace 3 semanas compramos una tele de LCD, 32 pulgadas, todo muy mono, a mitad de precio de lo que costaban el año pasado. Al llegar a casa, decepción tremenda: la calidad de imagen de la pantalla es tan buena que se ve fatal. Ni la TDT (aquí se llama FreeView) ni el DVD están a la altura. De la Wii y lo penoso que se ve (a pesar de haber comprado el cable de componentes para «simular» HD) no quiero escribir que me pongo a llorar. Ahora cuando voy a hoteles me fijo en la calidad de la imagen y constato que no es mi tele: son todas.

Mi reflexión: hay dos tipos de avances. Están los incrementales y los disruptivos.

Los avances incrementales consisten en «mejorar poquito a poquito». Por ejemplo, hacer procesadores cada vez más rápidos basados en los semiconductores, a base de darle a los ingenieros de Intel u AMD lupas más gordas para que dibujen circuitos minúsculos en minúsculas obleas 🙂 (arquitectos de computadoras que me lean: ¡no me matéis por la simplificación, tomadlo como una parábola!). Por ejemplo, a base de esa miniaturización (y reducción de costes, y reducción del consumo energético) lograr que cosas inventadas (GPS, pantallas táctiles, procesadores pequeñitos…) quepan en un dispositivo de bolsillo con suficiente autonomía y precio razonable como para venderlos bajo el nombre de «teléfono» a millones. Estos avances incrementales tienen un techo natural: este se alcanza cuando ya no se pueden hacer más «encajes de bolillos», es decir, se ha utilizado la tecnología (o la física o la química) en la que se basan hasta el límite. Un ejemplo de dicho límite podría ser «la velocidad de la luz» o el tamaño de los electrones en el caso de los circuitos. Otro límite, en este caso biológico, sería la capacidad de reconocimiento de colores por parte de la rutina. Si solo distingo 21.000, ¿para qué necesito una pantalla que me dé 100 millones de colores?

Los avances disruptivos ocurren cuando en base a investigación fundamental se descubren cosas nuevísimas que «rompen» con todo lo anterior. El motor de gasolina de Daimler que acabó con las carretas a tracción animal. El reloj de cuarzo japonés que acabó con la hegemonía del tradicional reloj mecánico suizo. Y un largo etcétera.

Mi idea sobre este asunto es que los avances incrementales posibles se han agotado a la vez en un buen número de tecnologías. Ya no necesito para nada una tele mejor de la que tengo. Pero si me ofreciesen un proyector del tamaño de una cajetilla de tabaco que pudiese reflejar en una pared lisa y blanca una calidad de imagen de alta definición, sí me lo pensaría. Mi coche va suficientemente bien y no me lo pienso cambiar (puede ir a 250 km/h cuando el límite legal son 120 km/h, pero eso es tema para otro post) a menos que se acabe la gasolina y la única opción de usar coche sea un vehículo eléctrico alimentado con electricidad producida en una central eólica/solar.

¿Se acabó la obsolescencia en tecnología? Yo creo que no. Solo pasa que para mejorar lo más novedoso se necesita tecnología radicalmente diferente. Para desarrollarla, antes se necesitan buenas dosis investigación básica. Y esa, me temo, sí va a quedar «obsoletizada». Cortesía de dirigentes incompetentes sin visión de futuro, de una clase empresarial concentrada en los eneficios para hoy y no en el mañana.

0 comentarios sobre “¿El fin de la tecnología obsoleta?”

  1. Buen artículo.
    Hay cosas, como la economía o el azar (varias tecnologías fallidas en un corto lapso de tiempo), que quizás hayan influido en la aparente frenada en la tecnología, pero creo que todo sigue adelante.
    Como comentas, la miniaturización seguramente sea un nuevo camino, pero no sólo para hacer dispositivos tamaño mini, sinó para meter más en menos sitio. Ahora un procesador dual o Quad es lo normal, seguramente un CPUx16 sea lo normal en unos años.
    Y sobre el consumo energético.. por ahora baja.. pero no mucho (las fuentes de alimentción de un PC son el doble que hace unos años), así q ahí también hay tecnología para rato.

    Y si pensamos en el 3D? pantallas 3D domesticas, cámaras digitales 3D de foto y vídeo.. tb hay mucho por recorrer.

    No se como van con el tema del computador cuántico, pero como un día deje de ser sólo teoría, también habrá un buen boom.

    Lo dicho, creo q sólo es una desaceleración… que tampoco me quita el sueño.. la verdad 😛

  2. Hey Mario, hacía tiempo que no te veía por aquí. ¡Bienvenido, como siempre!

    Que queda cosa por hacer es cierto… ¿¿diría yo que es una verdad universal?? 🙂 Lo que da algo de miedo es que muchísimo I+D se ha hecho en el seno de la empresa. Estos departamentos se han sentido «Skunk Works» durante unos años, y demasiados gestores, a base de no entender ni jota, les han dejado hacer – años y años de trabajo en proyectos peregrinos que en muchos casos no han llevado a nada.

    Ahora que toca apretarse el cinturón, restricciones sin ton ni son. Lo que se imponía en las organizaciones con un reino de taifas en la I+D era gestión y una buena alineación de los objetivos estratégicos con las tareas de I+D, no un cierre del grifo. Sé de buena tinta de empresas que este cierre de grifo está orquestado alrededor de esta premisa «proyecto que no tenga pinta de dar dinero en 5 años se cancela», y así no se hace, no señor… porque 5 años para I+D están a la vuelta de la esquina…

    Del tema ciencia en el «sector público» en España no hablo, todos sabemos del eterno becario post-post doctoral cobrando 800 euros al mes y sin siquiera poder cotizar para ese retiro tan incierto después del 2025, o del eterno profe de física en 1º de carrera que a base de tener que tragar tantas horas docentes con una vocación de -15 para poder disponer de un puñado de horas de investigación, que es lo que le gusta, se ha convertido en un triste misántropo.

    ¡Saludos!

  3. El desarrollo va subsidiandose y muchos se van quedando en el camino por no soportar la carrera, es por eso que tienen que ir explotando sus pequeños avances con pequeños upgrades como de 10 a 20gb solamente, para hacer una tecnología revolucionaria se necesita mucho dinero, ideas sobran pero la investigación no es algo sencillo, todos tenemos la idea de no usar hardware y todo controlarlo con la mente en pantallas abstractas que solo nosotros podamos ver, ahí esta una gran idea, pero llevarla a cabo no es tan sencillo.

    Lo que me llama mucho la atención es que si se esta avanzando bastante rápido, tal vez si lo vieras desde otra perspectiva te darías cuenta de que si es un avance colosal, actualmente otro plus como ya mencionaste es el como se va abaratando la tecnología y se hace mas accesible, pero para todo lo que tenemos actualmente si se me hace una excelente velocidad y pronto será mas rápido.

    Hay un video que se llama exponential times en youtube, se me hace interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.