Círculo vicioso: dumping laboral y xenofobia

La refinería de Total en el condado inglés de Lincolnshire se trae 400 trabajadores de Portugal e Italia para construir una extensión, mientras por la otra puerta despide a trabajadores británicos. No se sabe nada de los sueldos, pero sí se sabe que estos trabajadores foráneos se hospedan en barcazas atracadas en el estuario. ¿Dumping laboral legalizado por directivas de la UE como Bolkenstein?

Los trabajadores desplazados se hacen eco de las palabras de Gordon Brown en la convención laborista del 2007 que le dio el liderazgo del partido: «British jobs for British workers» (empleos británicos para trabajadores británicos).

Resultado: los trabajadores de multitud de factorías en todo el Reino Unido van a la huelga de modo informal (wildcat strikes) a partir del viernes pasado.

Hoy, los trabajadores de la central nuclear de Sellafield se unen a la huelga, mientras el país se cubre de nieve traída por el frente ártico que afecta las islas británicas.

Se está dando un peligroso círculo vicioso. Una acción legal pero reprobable de una multinacional, Total, está echando gasolina en la incipiente flama xenófoba que se extiende por el Reino Unido, y por el resto de Europa.

¿Tendremos que salir corriendo?

4 comentarios sobre “Círculo vicioso: dumping laboral y xenofobia”

  1. En época de crisis el recurso a la xenofobia es un truco muy sencillo y tentador por parte de los políticos para ocultar sus fracasos, echarle la culpa a otros y así poder aferrarse en la poltrona.
    El problema es que es una vía muy peligrosa como ya ha demostrado la historia repetidas veces.

  2. la precariedad económica unida a un bajo nivel cultural es lo que tiene… que convierte a la gente en bestias que se revuelven contra lo que tienen delante, no contra lo que en realidad les está generando los problemas…

  3. vaya comentarios… la inmigración masiva innecesaria(no falta mano de obra en un determinado país) es un dumping laboral que solo favorece a la burguesía, lógicamente la clase trabajadora autóctona lo rechaza y genera xenofobía.

    Inmigración favorece a patrón al reventar mercados laborales y desequilibrar la oferta -demanda en el emrcado laboral mediante la importación d masiva de lumpen proletariado.

    España tiene más de 7 millones d einmigrantes con más de 4 millones de parados autóctonos¿Tiene esto sentido?¿A quien beneficia?

    OS MEAN EN LA CARA Y CREEIS QUE LLUEVE.

  4. Hola Strasser. Gracias por tu comentario. En realidad, las cifras apoyan más mi postura que la tuya. En época de boom, cuando había trabajo (y mucho «manta nacional» sin ganas de hacerlo, porque es más fácil cobrar ayudas y paro) los aviones llegaban a Barajas llenos de extracomunitarios y se iban medio vacíos. La inmigración masiva no ha sido nunca «un cáncer», sino un síntoma de una economía boyante (se ha demostrado que hinchada, sobrecalentada). Fast forward a puertas del 2012. ¿Qué está pasando? Pues que por primera vez en décadas nos hemos vuelto a convertir en un país de emigrantes. Los foráneos se están yendo en masa (Iberia testifica el fenómeno contrario en trasiego de pasajeros al que se dio durante toda la década pasada). De España se van muchísimos, llegan muy pocos… y con pasaporte español nos estamos yendo muchísimos también. No nos confundamos. Los flujos migratorios siguen los flujos económicos y del bienestar. Mientras haya trabajo en un lugar, la gente acudirá a él. Cuando ya no lo hay, la gente vuelve a casa, o se va a otro lugar más próspero. Esto es más viejo que el mundo. Tengo un par de infografías del INE que compartir, que ya están mostrando el cambio de tendencia. A ver si las cuelgo. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.