Pequeño ejemplo de cómo la monitorización coarta la libertad

Real como la vida misma, conversación vía mensajería electrónica que ocurrió hace dos semanas.

Kill Phil
Kill Phil

– ¡Mátalo!

– ¡Lo estoy matando!

– Espero que no registren estas conversaciones…

Por supuesto… estamos hablando del kill del UNIX…

0 comentarios sobre “Pequeño ejemplo de cómo la monitorización coarta la libertad”

  1. Espero que estén todos en la cárcel. Gracias a Dios los gobiernos nos espían y vigilan para velar por nuestra seguridad, ésa que tanto ansiamos. 😉 Por cierto, ¿qué programa es el de la imagen?

  2. El Office Communicator de Microsoft, por supuesto. Es el cliente de mensajería que usamos en el trabajo. Si instalo Pidgin en el portátil de la empresa se me cae el pelo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.