Incautados los servidores TOR en Alemania


Leemos en Error500 que las autoridades han incautado los servidores Tor en Alemania.

Tor es un sistema que permite navegar por Internet (leer y publicar cosas) con total anonimidad, es decir, sin que se pueda saber la dirección IP de tu conexión. El sistema consta de dos vertientes, por un lado un navegador basado en Firefox que uno se instala en su ordenador (o llave USB) y por otro un montón de servidores por todo el mundo que es desde los cuales se lleva a cabo la navegación. O sea, que si yo estoy en Barcelona y abro mi navegador Tor, este programa se conecta aleatoriamente a uno de los servidores Tor que hay por el mundo y de cara al exterior, es como si mi ordenador fuera ese servidor Tor elegido al azar.

Este sistema es utilizado sobre todo por ciberdisidentes y usuarios de Internet de países donde existe la censura en general y en Internet en particular (China, Cuba, Irán, España

Tags Technorati: , ,

0 comentarios sobre “Incautados los servidores TOR en Alemania”

  1. Vaya, ya han mezclado la pornografía infantil en el asunto. Claro, es un tema que causa gran rechazo social y que pueden aprovechar para prohibir estas tecnologías.

    Lo que no quiere decir que vayan a desaparecer ni mucho menos.

    En los comentarios de Error500 ya ví alguno lamentable del tipo «si no hago nada malo ¿qué tengo que temer?». Es una justificación perversa.

  2. La gran falacia de siempre, yo también lo vi en error500.

    Si la gente supiera que hasta la simple información del padrón alemán fue utilizado en la Alemania nazi para cazar judíos… si hubieran sabido la que se les venía encima, ¡¡anda que iban a rellenar la casilla correspondiente a su etnia/religión!! 🙁

    Tampoco hay que irse tan lejos, hace 20 años en España si se juntaban 3 personas en la calle (aunque fuera para hablar de la Pantoja) la policía tenía la obligación de dispersar esa «reunión ilegal». Y la ley de «vagos y maleantes» supuso la tortura y muerte de tanta gente con orientación sexual diferente. Qué rápido se olvida la gente de la historia.

  3. Sed escépticos, sed escépticos. No me creo nada de lo que digan. El problema es hacer entender al mundo que no se lo tienen que creer…

    Ah, y estoy de vuelta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.