GNOMAD2, o de cómo el software libre puede darte… libertad

Creative Zen Micro reproductor de música digital
Este es un caso muy práctico, muy concreto y con implicaciones en la billetera de cómo un proyecto de software libre te puede salvar de una situación de obsolescencia forzada, algo muy típico en la industria de la electrónica de consumo actual.

Hace ya 7 años me compré mi primer reproductor de música digital. Es un ZEN Micro de Creative. Es naranja, es pequeñito, tiene un disco duro de 5GB y se le puede cambiar la batería (detalle con mucha importancia éste, ¡intenten hacer lo mismo con un iPod!). Lo he tenido abandonado en un cajón durante un par de añitos porque un día forcé y el «jack» de los auriculares y lo estropeé. Afortunadamente este año Jordán me lo arregló (con una aguja, un soldador, un poco de paciencia y mucha habilidad). ¡Genial! Ahora lo uso para poder escuchar toda la música que tenemos en digital a través del equipo Hi-Fi que me acompaña desde hace una pila de años (no pienso renunciar a la calidad de sonido del amplificador Sherwood o los altavoces Wharfedale sólo por ganar un puerto USB).

El único problema es que el ZEN Micro usa un protocolo dedicado y un software específico para transferirle música, es decir, no se puede «pinchar» en el ordenador y utilizarlo como si fuese una unidad de almacenamiento externa más. Funciona «a la iPhone»: necesita «su iTunes». Pues bien, el «iTunes» del Creative ZEN Micro se llama Creative MediaSource, solamente se puede obtener cuando te compras el dispositivo (¿¿dónde está mi CD??) y, como el producto está descontinuado desde hace ya un ratito, su software no se actualiza y no funciona ni con Windows Vista ni con Windows 7. Vaya. El propietario de un Creative ZEN Micro que funciona perfectamente no puede renovar su música a menos que utilice un sistema operativo obsoleto que tiene 11 años.

A eso le llamo yo tener tu libertad recortada: no puedes usar algo que está en perfectas condiciones, estás obligado a comprarte un reproductor de música digital nuevo.

Afortunadamente, la comunidad del software libre tiene algo más que ofrecer. Muchos de los programas de gestión de música usados en el entorno Linux implementan el protocolo MTP (utilizado por el ZEN) y, al contrario de lo que pasa con la aplicación Creative MediaSource, no se descontinuarán ni se les dejará de dar soporte debido a políticas de obsoletización de producto de una empresa concreta.

Lo que mejor funciona para mi Creative ZEN Micro es GNOMAD2. Es una aplicación dedicada exclusivamente a la gestión de la librería digital del reproductor, es ligera, sencilla de usar… y hay personas generosas que postean la solución a los problemas que una se puede encontrar con ella. Ahí van las instrucciones si te encuentras con un error «usb_set_configuration: operation not permitted».

¡Larga vida al software libre! Hoy soy un poco más libre gracias a él. Y mi reproductor MP3, ni te digo 🙂

Un comentario sobre “GNOMAD2, o de cómo el software libre puede darte… libertad”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.