TomTom vende información sobre la ubicación y la velocidad de sus clientes a la policía holandesa

La información personal es un bien con valor económico evidente y para demostrarlo, hechos. TomTom, que no levanta cabeza en bolsa desde que a la gente le ha dado por los SmartPhones y a Google por desarrollar Google Maps, ha encontrado una nueva fuente de ingresos: vender la información recopilada por sus famosos sistemas de navegación satelital (comúnmente conocidos como GPS) que, por si no lo sabíais, registra a intervalos regulares la ubicación (¡por algo tiene GPS!) y la velocidad del vehículo donde va instalado.

La policía holandesa está encantada de ser la flamante propietaria de toda esta información. Se dice que el uso que le van a dar es el de reubicar los radares de velocidad a zonas donde se tiende a conducir más rápido y por lo tanto a cometer infracciones. Aunque nos dicen que los datos han sido anonimizados, supongo que a los holandeses no les va a hacer gracia que, sin saberlo, han estado contribuyendo con sus acciones a un cuerpo de conocimiento que va a permitir que se les cosa a multas con mucha más facilidad. Además, siempre dudad de lo de «anonimizado». No es tan fácil como quitar la matrícula o el identificador único de todos los registros. Os lo pongo con un símil: no tengo que decir «leche», si digo «blanco, bebible y en botella» probablemente ya adivinéis qué quiero decir.

Fuente: alt1040.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.