3 comentarios sobre “Cómic de EDRi: «Bajo vigilancia»”

  1. Vigilancia continua, permanente y, yo añadiría, sinsentido. Considero que se malgastan los recursos de vigilancia dedicándolos a personas normales, que viven en el marco de la legalidad y que no revisten ningún peligro. Y, claro, pienso asímismo, que los recursos que son, por definición, limitados, se han agotado ya cuando llega el turno de útilizarlos en algo realmente útil y necesario, ¿quizá lucha antiterrorista? (por ejemplo).

  2. Exactamente, María. Es el clásico caso de la búsqueda de la aguja en un pajar. De pura casualidad esto enlaza con el post anterior, aquel de ciencia computacional tan raro que rezaba P!=NP. Para resumir, un problema NP es no resoluble en tiempos humanos. Para darle solución, lo tienes que simplificar, tienes que acotar. Buscar agujas en un pajar es un problema NP. Como bien dices, te comes los recursos de la manera más tonta intentándolo solucionar a lo bruto. Pones a tu gente a mover paja de acá para allá, ¡y ni se te ocurre invertir en un buscador de metales! 🙂

    Por cierto, ¡tienes un blog muy interesante y has ganado una lectora! Espero que te recuperes del todo muy pronto y puedas retomar tu actividad habitual «a 4.000 km de distancia».

  3. Aunque llego algo tarde a este comic, sólo puedo decir que me ha encantado.
    Creo que este tipo de formatos pueden divulgar bastante bien la problemática que supone el sigiloso avance de la Vigilancia Total y sus daños colaterales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.