Archivo de la categoría: Tecnología

París, enero 2015, MI5 y El Jueves

París, enero 2015. Dos individuos armados hasta los dientes asesinan a 10 humoristas y 2 policías. Por otro lado, otro individuo igual de armado asesina a una policía y después se atrinchera en un supermercado kosher y asesina a cuatro compradores. Todo ello en nombre de su dios y una guerra santa que se han inventado.

No pasan 2 días que escucho en la BBC que el MI5, los servicios secretos británicos, piden al ejecutivo que se les amplíen los poderes para interceptar comunicaciones de civiles para poder proteger a la población.

Menos mal que siempre nos quedará El Jueves para inyectar algo de sentido común.

B7wBJffCYAAO3i0

¡Feliz 2014 cuántico!

¡Feliz 2014!

El año comienza con la siguiente noticia: dice Snowden que la NSA está trabajando en un ordenador cuántico para poder descifrar cualquier contraseña (aquí vía El País).

Sabemos desde hace mucho que todas las estrategias de seguridad informática que se usan actualmente (basadas en cálculos fáciles para «enmascarar» pero irrealizables en tiempos humanos para «desenmascarar» si no se conocen las claves secretas) se iban por el caño en cuanto un nuevo paradigma de computación que permita solucionar cálculos polinomiales no determinísticos en tiempo determinístico fuese práctico de utilizar. Ejemplo: la computación cuántica.

Google y la NASA está invirtiendo en ordenadores cuánticos. No era pues de extrañar que la NSA estadounidense también se pusiese en ello.

Mañana es Sant Jordi y sale a la venta el primer teléfono con Firefox OS… y es español

Nada menos que en The Verge me entero que los primeros terminales con el sistema operativo Firefox salen a la venta mañana.

Y son ni más ni menos que terminales desarrollados por Geeksphone, la empresa madrileña que se «tiró a la piscina» y diseñó un teléfono Android -Geeksphone Zero- bastante aceptable.

Mis respetos. Y ojalá Firefox OS se convierta en la tercera pata en la batalla por el espacio de las plataformas móviles.

Lo mejor de la muerte de Google Reader: ¡¡¡un «buzzword»!!!

IWC

Esta semana muchos hemos comentado la «muerte» de Google Reader (algo menos el abandono de Google de ciertos estándares libres), y se ha inciado una avalancha de comentarios y evaluaciones sobre gestores alternativos de feeds RSS.

Creo que paso demasiado tiempo con mis compañeros de marketing y business development, porque lo mejor que ha surgido a raíz de todo esto es… un palabrusco huero, un «buzzword»: Indie Web Movement. Me parece un nombre genial. ¿Qué hay detrás de ello?

Hace ya un buen rato que algunos estamos hablando del peligro inherente a darle demasiado poder a ciertos proveedores en Internet. Un buen artículo al respecto es este en la pedia de Versvs sobre recentralización. En esta casa hemos dado explicaciones más pedestres y fragmentadas de lo mismo: Un cielo con miles de nubes, Google y el café, Guante recogido: ¡Adiós Feedburner by Google!, etc. etc.

Todo ello pasa por defender retomar el control a cambio de «un poquito más de trabajo». Hospedar nosotros mismos ciertas aplicaciones de software libre y hacer algo de «bricolaje» de copy & paste para que nos den la funcionalidad que requerimos.

La gran alegría de hoy al leer sobre el Indie Web Movement (movimiento Web independiente-o modernillo o gafapasta-) en un artículo de Wired (sobre alternativas libres para If This Then That) es que eso del bricolaje copy & paste es un nombre mú cutre y nadie se iba a apuntar a hacerlo… ¡pero a la Indie Web Movement es hasta sexy hacerlo! 🙂

¿Qué gafas prefieres?

Ayer los periódicos nos mostraron la foto de Sergei Brin en el metro de Nueva York portando un prototipo de gafas inteligentes de Google.

En la BBC nos topamos con esta otra noticia: investigadores japoneses presentan las gafas de la privacidad. Son unas gafas que logran que los algoritmos de detección de facciones no funcionen. Ya saben, el «taggeado» automático en Facebook cada vez que un amigo tuyo sube una foto en la que apareces.

¿Cuáles creéis que tendrán más éxito? 🙁

El precio a pagar para visitar Angkor Wat: 20 dólares y tus huellas dactilares

bayon
No acabo de entender para qué quiere Camboya las huellas dactilares de todos sus visitantes, pero las recoge religiosamente a la entrada y a la salida del país.

Me he encontrado esta conversación en un foro de viajes en la que se comentan alternativas para no dar tus huellas. La mejor de todas: escayolarte ambos brazos (¡hasta los puños!) y decir que tuviste un accidente de moto. ¡Más atractivo que cortarte las yemas de los dedos!

Rusia y China, esos paladines de los derechos humanos, reclaman más control de Internet

Karlsplatz de Múnich renombrada Pussy Riot Platz, 21 agosto 2012

Vía la newsletter de EDRi leo que los gobiernos chinos y rusos están pidiendo que una agencia de la ONU poco conocida, la Unión Internacional de Telecomunicaciones, se erija en el organismo de control de Internet.

Hasta ahora la UIT se ha centrado en aspectos más técnicos, como la promoción del protocolo IPv6 (el que ha surgido para extender la cantidad de direcciones IP disponibles). En septiembre de 2011, esos garantes de las libertades y los derechos humanos, Rusia y China, apoyados por Uzbekistán y Tajikistán (que también han implementado controles de Internet por motivos políticos, entre otros) propusieron a la Asamblea General de la ONU la creación de un código internacional de conducta relacionado con la seguridad de la información y con el objetivo de establecer normas y reglas de estandarización del comportamiento de los países en relación con la información y el ciberespacio, dirigidas por los gobiernos.

Lean estas palabras de Putin dirigidas al presidente de la ITU, verán que la petición es extenderse a asuntos relacionados con el control:

«Gracias por las ideas que habéis propuesto. Una de ellas es el establecimiento de control internacional sobre internet aprovechando las capacidades de monitorización y supervisión de la Unión Internacional de Telecomunicaciones».

Está claro que escuece que mucho del andamiaje que hace que Internet se mantenga de pie se gestione desde Estados Unidos (ICANN, IANA) y es hasta cierto punto lógico que los países que no están en la esfera de Washington reclamen que esto se transfiera al «club de todos los países excepto Taiwan«. La Unión Europea, a través de Neelie Kroes, no ve necesaria la medida. Y es que en el fondo se trata de una guerra por el control sobre la estructura de transmisión de información más poderosa del mundo. El problema, para mí, son los efectos secundarios de que sean «gobiernos anti-personas» los que dicten las normas de conducta en Internet y los que controlen (valga la redundancia) sus mecanismos de control.

Dicho esto… ¡Libertad para las Pussy Riot!