Tutorial: cómo montar un blog de microposts para complementar un blog más “serio” :) y que además publique tus posts en Twitter

(c) Alison Spelman 2009

(c) Alison Spelman 2009


Hace unas semanas escribí un post con algunos consejos de ámbito generalista para aquellas personas que se preocupen, o al menos inquieten, de su dependencia de las redes sociales de uso habitual. Hoy sigo con el tema, asumiendo que ya tenemos un blog en marcha, para tratar una manera de comunicar concreta: el microblogging, cuyo producto más conocido es Twitter.

Supongo que a todos nos pasa. Tenemos ganas de comunicar algo (compartir una foto, un momento, un exabrupto, un link) pero ni tenemos la energía de escribir un post de verdad, ni el tema está totalmente alineado con el contenido habitual de nuestro blog, o quizás se trate de algo fruto de la inmediatez y de naturaleza efímera, con fecha de caducidad inminente. ¿Qué hacer? Es muy fácil dirigirse a Twitter o al muro de Facebook, servicios gratuitos y facilísimos de usar, pero a los que cedes demasiado control si dependes totalmente de ellos para gestionar tus comunicaciones, pero donde tienes a un montón de contactos de los cuales no quieres prescindir.

Tenemos dos problemas aquí.

  1. Podríamos publicar en el blog propio pero no queremos “descafeinarlo” con (digámoslo claramente) “tonterías”.
  2. No queremos perder la audiencia que tenemos en Twitter.

Y dos oportunidades si implementamos lo que sugiero más adelante.

  1. Podemos retomar control de nuestros micromensajes publicándolos desde una plataforma propia (es decir, desde un blog autogestionado. Llamémosle el “miniblog”).
  2. Podemos propagar lo que publicamos en este “miniblog” hacia Twitter, siempre incluyendo en el tweet un link hacia el “miniblog”. No perdemos la audiencia y, muy importante, habituamos a nuestra audiencia a ver el post completo en el “microblog”. Esto es un poquito misión educativa. Con suerte algún día se les ocurrirá comprobar nuestras actualizaciones del “miniblog” a través de RSS, no de Twitter…

Dicho esto, manos a la obra.

Crear un nuevo blog sin tener que crear una nueva base de datos

En mi hosting tengo un límite al número de bases de datos que puedo usar. Por eso no podía simplemente instalar un WordPress nuevo y a correr.

Con WordPress hay varias maneras de tener muchos blogs con solo una base de datos. Una, crear una “red de blogs”. Antiguamente esto se hacía con una extensión llamada MU. Desde la versión 3.0, esta funcionalidad está integrada con WordPress, así que no hay que instalar nada, solo configurarlo. En mi caso particular no he podido decantarme por esta opción, porque tiene como prerrequisito que el blog esté instalado en la raíz. Como yo lo tengo en una subcarpeta (http://www.lavigilanta.info/wordpress), puerta cerrada.

La otra opción viable era esta. Creas una carpeta en tu hosting; copias a ella todos los ficheros fuente de la última versión de WordPress. Editas el fichero wp-config.php recién creado de la siguiente manera:

En las siguientes líneas pones lo que pone en el wp-config de tu blog original.

define(‘DB_NAME’, ‘wordpress’); // The name of the database
define(‘DB_USER’, ‘username’); // Your MySQL username
define(‘DB_PASSWORD’, ‘password’); // …and password

¡¡¡Te aseguras que en la siguiente línea pones un prefijo diferente al de tu blog original!!! Si no haces esto bien, te cargas tu blog principal.. Lo diré otra vez. Haz esto bien o borras tu blog principal.

$table_prefix = ‘DosLetrasDiferentesAwpPorFavor_’;

Finalmente llamas al instalador a través del navegador, con la siguiente dirección: http://tuhosting/carpeta-del-microblog/wp-admin/install.php

Ya tienes el blog creado.

Utiliza una plantilla (o tema) muy ligerita, para que postear / contestar sea muy parecido a como se hace en Twitter

Para esto, WordPress tiene un tema genial llamado P2. Instalarlo no podía ser más fácil. En el panel de administrador de tu nuevo blog, vete a “Appearance”, clica en Temas, clica en la pestaña Instalar tema. En la caja de búsqueda tecletea P2. De ahí en adelante sigue las instrucciones de pantalla. Es verdaderamente fácil.

Haz que tus posts en el “microblog” se envíen automáticamente a Twitter

Se entiende que tienes una cuenta de Twitter ya creada. Para hacer esta integración solamente hay que instalar un plugin en WordPress, configurarlo con cierta información de tu cuenta de Twitter, hacer un par de ajustes para que sea más fácil de utilizar, y listo. Hay muchos plugins para forzar la publicación en Twitter, yo me he decantado por WP to Twitter heurísticamente (o sea, a ojo): de los plugins que existen para WordPress para esto, es el que tiene la documentación más trabajada y además (rankismo, ya sé…) es el que tiene mejor puntuación de sus usuarios.

En fin, instalarlo es muy fácil: en la consola de administración del blog, te vas a Plugins (el icono del enchufe), clicas en Añadir nuevo, buscas WP to Twitter, y sigues las instrucciones de pantalla. También por el menú plugins lo activamos. Ahora toca configurarlo.

Te vas a Settings > WP to Twitter.

En una sola pantalla se te pregunta todo y se te dan todos los links que necesitarás para recopilar la información que te está pidiendo el plugin para funcionar bien.

Primero lo primero: la información de Twitter. Conceptualmente es así: primero tienes que avisar a Twitter de que tienes una aplicación que quiere interactuar con él, en esta página. Le das nombre, le dices si el acceso será de lectura solo o de lectura escritura (esta última es la buena) y seguidamente Twitter te da una serie de claves y tokens. Las copias todas en el sitio que toca de la configuración del plugin.

Luego viene la configuración básica. Aquí indicas en qué circunstancias quieres que se envíen posts a Twitter, y qué formato han de tener esos tweets. Después de unas cuantas pruebas, lo que mejor funciona para mí es: solamente dejar como marcada la opcion de actualizar cuando se crea un post. También he cambiado el formato de esa opción. Lo he dejado así: #post#… #url# que quiere decir: inserta el contenido del post (todos los caracteres que puedas), después pon puntos suspensivos (porque seguro que me truncas el contenido) y seguidamente incluye el link al post en el “microblog”.

Ese link nos lleva al siguiente bloque de configuración del plugin: el acortador de URL’s. Yo uso bit.ly, tengo cuenta ahí; simplemente he seguido las instrucciones de pantalla para averiguar mi API de desarrollador en bit.ly, y la he informado donde corresponda.

Finalmente, he limitado las categorías para cuyos posts quiero que se envíen automáticamente tweets. Creé una categoría llamada “twitter”, que además la he marcado como categoría por defecto de todos mis posts en el microblog, y es esta la que selecciono aquí.

Y para publicar con el SmartPhone, ¿qué?

Eso es muy fácil. WordPress ha publicado una app gratuita para iPhone y Android llamada… WordPress. Es cuestión de bajársela de la app store correspondiente. Una vez instalada, solo hay que dar de alta un blog en el que publicar desde el teléfono. Se tiene que seleccionar la opción de Añadir WordPress.org propio, dar la URL, nombre de usuario y contraseña, y darle a Guardar.

(Si nos sale un mensaje de error conectando a través de XML-RPC, en él está la solución. En un navegador, escribid la URL que os dan en el mensaje de error para subsanarla, y en la página que se abre seleccionad que se acepten actualizaciones remotas por ese protocolo)

Esta aplicación es potente y facilísima de usar. Cuando das de alta el blog, puedes elegir enviar en cada post que crees desde el teléfono tus datos de geolocalización. No es algo que a mí me entusiasme, pero entiendo que hay personas que quieren añadir esa información cuando twittean desde la calle y es una funcionalidad que no están dispuestos a perder. Y si lo que quieres es compartir una foto, es igual, o incluso más fácil, que hacer lo mismo con la app de Twitter para SmartPhone. Desde el punto de vista de la usabilidad, o de la vagancia, no hay razón para postear con la app de Twitter en lugar de con la app de WordPress. Es extraordinariamente amigable.

¡Ya está!

Resultado final

Si todo va bien, el resultado ha de ser algo como esto:

Microblog como lo ve tu audiencia

El microblog tal y como lo ven tus lectores

El microblog tal y como lo ves tú

El microblog tal y como lo ves tú. Facilísimo postear directamente desde ahí.

Cosas que le pediría al plugin WP to Twitter

Veo que es posible configurarlo para que utilice las categorías como hashtags de Twitter, es decir, que si un post es de una categoría (máximo hasta 3 categorías) ésta aparezca en el tweet automático como un hashtag.

Puesto que con P2, desde la pantalla inicial (ver captura de pantalla arriba) no es posible indicar la categoría, y también por el uso más informal que damos muchos a los hashtags de Twitter (yo he usado cosas como #nopuedocreerquenolohayaninventado, por ejemplo), lo que me gustaría es poder incluir el tag del post WP como hashtag en su correspondiente tweet.

Conclusión

Un par de horas de trabajo, y qué cosa más potente nos hemos sacado de la chistera. Verdaderamente estamos viviendo una época privilegiada. Jamás ha habido tanto conocimiento, ni tantos recursos a nuestro alcance. Es verdaderamente nuestra responsabilidad saber utilizarlos y utilizarlos bien.

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>