Higiene en su computadora

No nos referimos a la necesidad de eliminar la mugre que se suele concentrar en el teclado (aunque existen maneras de hacerlo y si les interesa el tema también se lo podemos explicar). En la pasada entrega de esta columna sobre tecnologías de la información les explicábamos por qué los monopolios son malos en general, y especialmente nefastos en el mundo de la computación. Nos referíamos específicamente al caso de los productos de Microsoft, a los que la falta de competencia ha hecho caer en la desidia en alguna línea de productos, que han quedado tecnológicamente obsoletos y son un criadero de virus informáticos y otras lindezas, como el “secuestro” del navegador: por mucho que se empeñe en acceder a www.jornada.unam.mx, lo único que se le mostrarán son páginas porno.

El Navegador, como ya saben nuestros lectores habituales, es el programa que se utiliza para acceder a Internet. En el 80% de las computadoras personales del planeta este programa se llama Microsoft Internet Explorer, y lo puede localizar por su icono, una e minúscula azul y grandota. Pues bien: lo primero que tiene que hacer todo internauta que no quiera que sus hijos se tropiecen con “porquerías en la red” es dejar de usarlo.

La alternativa a Microsoft Internet Explorer es gratis, libre y se llama Firefox. Para empezar a utilizarlo lo primero que ha de hacer es conectarse a http://www.mozilla-europe.org/es/products/firefox/ y una vez allí, clicar en “Descargar ahora-Windows”. Eso le copiará un fichero llamado “Firefox Setup 1.5.0.2.exe” en su computadora. Para comenzar a usarlo primero lo tiene que instalar. Para hacer eso, haga “doble clic” sobre el fichero y siga las instrucciones.

Una vez lo tenga instalado, le saldrá un icono en el escritorio que parece un zorro rojo enroscado alrededor de la bola del mundo. ¡Haga doble clic y comience a utilizarlo como hacía antiguamente con el Internet Explorer! Una vez esté satisfecho con el resultado y para eliminarse “viejos hábitos”, le recomendamos que borre de su escritorio la e azul que es el icono del Internet Explorer. De esta manera no elimina ese programa de su compu (lo podrá encontrar por el menú de programas) pero evitará la tentación de utilizarlo por costumbre.

Notará un efecto inmediatamente: ya no le saldrán todas esas ventanitas engorrosas con publicidad que antiguamente le podían llegar a tapar la ventana de navegación: esto es porque Firefox es un producto moderno y muy al pendiente de evitar a sus usuarios virus y publicidad indeseada. Yo le recomendaría mucho que sus hijos utilizaran exclusivamente este navegador de Internet Firefox. Estará mucho más tranquilo.

Y ahora que ya ha cerrado la puerta a buena parte de las infecciones que pueden entrar a su sistema, le recomendamos que aplique dos protecciones más y se instale un antivirus, un “anti software espía” y también un cortafuegos. Al contrario de lo que se pueda imaginar, se pueden encontrar productos gratuitos que hacen este servicio.

En primer lugar le hablaremos de los cortafuegos. Si sale usted al monte, seguro que en alguna ocasión se ha encontrado una franja “pelona” sin vegetación. Eso es un cortafuegos: “algo” que evita que una cosa mala (el fuego en este caso) se propague de un lado a otro. Un cortafuegos en la compu es algo similar: es un programa que está funcionando constantemente y que evita que infecciones como virus pasen de Internet a su computadora (y viceversa, pero esto no nos importa tanto, ¿verdad?). En estos tiempos es imprescindible que cuando uno se decide y se da de alta a Internet (por ejemplo con Prodigy Infinitud), se inviertan también cinco minutos en instalar el cortafuegos para evitarnos disgustos después.

Hay una empresa llamada ZoneAlarm que ofrece su cortafuegos de manera gratuita. Si le interesa descargarse el programa, acceda a http://www.zonelabs.com/store/content/home.jsp?lang=es&ctry=ES&dc=34std y clique en Producto – Zone Alarm, y allá seleccione el botón “descarga gratuita”. Este proceso copiará un fichero a su computadora llamado zls_Setup.exe. Para instalar el software, haga doble clic sobre el fichero y siga de nuevo las instrucciones.

A partir de ahora, cada vez que utilice POR PRIMERA VEZ un programa que accede a Internet (como el Messenger o el Firefox), el cortafuegos le preguntará, en castellano, si desea dejar a ese programa acceso a Internet. Si usted está usando Firefox cuando ve esa pregunta, diga sí. Si el mensaje que le aparece es extraño, diga no: existe una posibilidad que su computadora haya sido “secuestrada” y que alguien esté intentando copiarse los datos que allá tenga guardados (datos muy sensibles como por ejemplo el número de su tarjeta de crédito).

En el siguiente número le explicaremos cómo obtener un antivirus y un “anti software espía” de manera gratuita, y le explicaremos con detalle el porqué de la gratuidad de estos productos, así como la diferencia entre productos gratis y productos libres.

===Publicado en el periódico mexicano El Azotador

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>