Los promotores inmobiliarios en España deben 325.000 millones de euros

Los banqueros han hablado. Según el presidente de la Asociación Hipotecaria española, los promotores inmobiliarios en España deben 325.000 millones de euros y tienen capacidad de hundir el sistema financiero.

Esta cifra sobrepasa con creces la reservada por el gobierno en sus planes FAAF y FROB para el rescate bancario, de unos 150.000 millones, billion more, billion less.

Los promotores, por su parte, intentan compartir la culpa con los banqueros. Leemos: “Los promotores, por su parte (…) critican a la banca porque “les apoyó en la especulación del suelo”.

Esa ridícula manera de escurrir el bulto me recuerda demasiado a Torrente después de violar a una niña, cuando se lo llevan detenido: “Si es que las visten como putas”. Ese es precisamente el nivel de zafiedad que se encuentra en el sector del ladrillo en España.

0 pensamientos en “Los promotores inmobiliarios en España deben 325.000 millones de euros”

  1. Ni los cuadros de Miró en el lavabo de invitados… Y aún había gente que creía que lo de la trama de corrupción de Marbella era “un hecho aislado”. Bah.

  2. Ya me gustaría a mi deber esa cantidad de dinero, ya que es entonces el banco el que verdaderamente está preocupado y no yo. Sinembargo, cuando debes 325 Euro, el banco te saca otros 50 en menos de una hora, un 15% de interés a la hora y pasas a deber 375 Euro 60 minutejos depués; te han cobrado un TAE del 131.400%
    ¿Sabes ya por qué me gustaría deber 325.000.000.000 Euro? Seguro que la quita es altísma.
    Salud os

  3. Ante todo quiero dejar claro que no me inclino ni por unos ni por otros, pero no deja de jorobarme que a día de hoy toda la porquería esté cayendo sobre los mismos (el mismo) y nadie parezca acordarse de quién estaba cuando empezó todo esto. Para mí, la culpa no es ni de bancos ni de empresarios de la propiedad horizontal. Estos son gente muy lista que con mayor o menor sentido de la ética van a lo suyo y se han montado empresas para enriquecerse y punto -anda que no harían lo mismo algunos que ahora están jodidos sin poder pagar la hipoteca-. Olé sus huevos y tonto el que lo pague (a quien, desde un punto de vista no tan retorcido, también podríamos considerar promotor -de promover-). El caso es que es así, el ser humano es ambicioso y egoísta. Sabiendo esto, Solo queda esperar que los delegados, los gobernantes, hagan de mayores y responsables de nosotros –Oh! pobres ciudadanos, compradores compulsivos y fáciles de engañar embebidos en nuestra ansia adquisitiva- y pongan una serie de normas, reglas, leyes, lo que sea, que impida llegar a excesos como la burbuja inmobiliaria. Y, ¿quien estaba y no hizo nada (los posibles motivos que cada uno se los barrunte a su bola) cuando todo esto se gesto, nació, y creció? Pues eso, que cada palo aguante su vela.
    Por lo menos, el gran Forges está de acuerdo conmigo:

    http://www.elpais.com/vineta/?d_date=20100209&autor=Forges&anchor=elpporopivin&xref=20100209elpepivin_1&type=Tes&k=Forges

    Ya no me siento tan incomprendido.

  4. Hola Kaifas… ni dudes que sé exactamente que con el del bigote la situación sería idéntica a la de ahora con el de la ceja. Lo que me decepcionó de Zapatero es que viendo la que se avecinaba prefirió quitarse a los expertos de encima (Solbes, Sevilla) a actuar. Probablemente el tsunami le venía demasiado grande, bueno, a él, y a cualquier otro político de carrera.

    Y hasta cierto punto nos lo tenemos merecido… tanto viaje al Caribe, tanto Audi A4 y tanto colchón de latex para curritos normales por obra y gracia de la bendita tarjeta de crédito y la hipoteca, que se podía re- tantas veces como nos diese la gana no podía traer nada bueno.

    Saludos 🙁

  5. Para mi, la culpa sí es de los banqueros, bueno también de los políticos, pero de estos últimos hace tiempo que no se puede esperar nada.
    El hecho de que realizaran prácticas poco éticas para enriquecerse es algo normal como bien señala Kaifas y que cualquiera habría hecho. Pero los bancos tenían información de primera mano de como estaba el mercado inmobiliario, de que las hipotecas empezaban a durar 40 años, de que los pisos se compraban para especular más que para habitar…
    Y aun a sabiendas de esto no pudieron prever el inminente escalabro del mercado inmobiliario, algo que hasta el más ignorante podría haber predicho, y ahora tienen miles de viviendas que no pueden vnder y la deuda de los promotores que no pueden pagar y que se empeñan en refinanciar para no reflejar las perdidas en los balances y no declararse n quiebra.
    Tal vez crean que si aguantan hasta que pase el huracán el mercado se reactive y las promotoras paguen lo que deben, pero vista la capacidad d previsión de estos lumbreras es muy probable que estén tirando el dinero en un pozo sin fondo.

  6. Me parece que no era Torrente, sino un político en Airbag el que decía tal cosa. En cualquier caso era un papel de Santiago Segura ;p

  7. Uff… mi más sincera disculpa a Torrente por atribuirle la frase (aunque seguramente si estuviera en la misma circunstancia la hubiese suscrito sin pestañear 😉 )

    Beldarr… los banqueros lo sabían, ¡y tanto! ¡si lo sabía yo simplemente viendo la evolución de los precios y los salarios (irreconciliablemente diferentes), el fenómeno de los pasapiseros (que dejaban de invertir en cosas productivas para dedicarse a la especulación pura), las cadenas de avalistas organizadas por las sucursales bancarias (para dar créditos astronómicos a quien claramente no iba a poder hacerse cargo de los pagos a poco que el Euribor se menease)! Pero el dinerito de los bonus de tantos años a los banqueros que tienen guardados en las islas Caimán (o en Dubai…) no se lo ha quitado nadie, ninguno de ellos ha dado con sus huesos en la cárcel, su pésima gestión no ha tenido ninguna repercusión en su estilo de vida. Y no tenía por qué suceder… lo que han hecho es moralmente reprobable, pero a base de eliminar legislación y control… ¡lo que han hecho es totalmente legal!

  8. Los banqueros lo sabían, como lo sabían, allá por el verano de 2006 (si no antes), en el Ministerio de Hacienda. ¿Por qué no se empezaron a tomar medidas de forma inmediata?

    Piensen mal y darán con la respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.