Archivos de la categoría Materiales (media)

El Partido Pirata alemán se desmorona

Buen artículo de J. Marcos y M. Ángeles Fernández sobre el estado actual del Partido Pirata alemán, en El País.

Resumen: la fragmentación y la inexperiencia están acabando con ellos. Solamente les quedan dos bastiones: la eurodiputada Julia Reda (que está haciendo buena labor en Bruselas) y la representación en Berlín (que se está dedicando a sacar los colores a los gestores del nefasto proyecto del nuevo aeropuerto de la ciudad).

¿Qué pensáis que deban hacer? ¿Perseverar (presentarse a la siguiente ronda de elecciones) o pivotar (unirse a algún nuevo partido tipo Podemos -Die Linke-)?

Diálogo con Cory Doctorow en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona

El sitio donde había que estar el miércoles pasado a las 19 horas era el @cececebe de Barcelona, en la cuarta planta, sala Mirador. Un espacio que hace honor a su nombre con chorros de luz natural y vistas a las cúpulas y las azoteas que coronan el barrio del Raval. Una sala horizontal, con pocas filas de butacas muy alargadas que rodean un pequeño escenario. La intención es potenciar la proximidad abrazando, no asfixiando, al presentador.

¿El motivo para estar allá? La charla con Cory Doctorow que forma parte de Kosmopolis.

Cory está sentado en el alféizar del ventanal, conversando animadamente con todo aquel que quiera acercarse a saludarlo. Por pura casualidad acabo de ver The Internet’s Own Boy. Pese haberme leído casi todas sus obras de ficción y tenerlo presente a diario por obra y gracia de su timeline de Twitter, nunca se me había ocurrido buscarlo en youtube, vimeo, etc., así que hasta hace apenas una semana no tenía ni idea de cómo habla, cómo se mueve, cuál es su presencia más allá de la foto tamaño DNI que decora la contraportada de sus libros. Si digo que es “igualito que en la peli” me pareceré a mi sobrina Andrea, que es fanática de One Direction, pero es cierto, y yo me fijo en, aunque no me dejo guiar por, esos detalles (mi sobrina Andrea tampoco). Su imagen está muy pulida: camiseta pirata, recién afeitado, corte de cabello de cepillo, calcetines de rayas de colores, zapatos veganos. Habla informalmente sobre montones de cosas a la vez. Me llama la atención la conversación sobre algoritmos de “profiling” con sesgo. Menciona en lenguaje comprensible para todos algo que los que saben de calculo numérico o machine learning identificarían como una función de optimización que converge, e inmediatamente se pone a diseccionar las implicaciones sociales de dicha propiedad matemática: si los polis creen que los malos son los pelirrojos, acabarán persiguiendo solamente pelirrojos. Mi mente dice, ¡wow!, ¡súper wow! y eso que la charla ni siquiera ha comenzado.

Cory es tremendamente inteligente y aúna una capacidad brutal de reflexionar y de aunar conceptos aparentemente inconexos con la velocidad del rayo a la que habla un inglés agradable, claro y florido. Es un conversador nato muy acostumbrado a hacer asequibles conceptos muchas veces complejos o poco conocidos. Además es muy amable y considerado con respecto al público, a quien él trata como personas individuales que han decidido invertir su tiempo libre en escucharle. Incluso en medio de la charla, si se daba cuenta que le ibas a hacer una foto, te regalaba largos segundos hablando mirándote para que la foto te saliese bien, hacía contacto ocular con los que ocupábamos las primeras filas, etc.

Los cuarenta y cinco minutos de la charla pasaron en un instante. Hablamos de privacidad, de derechos humanos, de copyright, de utopías, distopias, el rol del escritor de ciencia ficción, de algunas de sus novelas (Little Brother, Homeland, For The Win, Makers, Pirate Cinema) y de la recién publicada novela gráfica In Real Life. En el turno de preguntas estableció un curioso criterio (preguntas alternadas de hombres y mujeres, cualquier persona que se identifique con otro género puede participar en cualquier momento). Se acaban las preguntas. Pasamos al “mingling”. Los que queremos lo saludamos, le damos la mano, las gracias, él nos regala sonrisas, comentarios siempre atinados, autógrafos y selfies. Por las caras del resto de asistentes intuyo que se van a casa tan felices como yo.

Tan feliz salí, que tras 10 años publicando en este blog, mi encuentro con Cory Doctorow es la efeméride que marca la primera vez que aparece mi cara aquí :)

eva y cory

No existe la nube. Simplemente estás usando el ordenador de alguien

Hoy me he encontrado esta pegatina súper bonita y totalmente cierta.

there is no cloud

La traducción es el título de este post.

Estoy por pedirme unas cuantas. Es algo que todo el mundo debería comprender. Y los que ya lo comprendíamos, deberíamos tenerlo siempre presente. Antes de postear algo, antes de compartir algo en una red social, deberíamos reflexionar: ¿Estoy segura que quiero regalar esta información a alguien más?

Libro: Contra la seguridad. Nos estamos equivocando en aeropuertos, transporte público y otros lugares con riesgo ambiguo

He leido la revisión de la revisión de este libro y tiene pinta de que va a ser interesante.

Against Security: How We Go Wrong at Airports, Subways, and Other Sites of Ambiguous Danger trata el tinglado de seguridad (o teatro de la seguridad en palabras de Bruce Schneier) pero desde el punto de vista de la psicología.

Resumen en una frase: a los no iniciados todos esos scanners les hacen sentir más seguros, lo cual es malo, pero peor es cuando los agentes de seguridad se acaban creyendo ellos mismos su mentira y dejan de usar mecanismos de investigación más efectivos.

A la lista de lectura de estas vacaciones de Semana Santa

Si estas empresas con información personal fueron vendidas por tanto… ¿cuánto valen tus datos?

Hoy en Twitter me he encontrado con este gráfico: “famous tech acquisitions, cost per user” (compras notorias de empresas de tecnología, coste por usuario)

Aparte de cosas que sucedieron durante el burbujón dot com de principios de siglo (compra de Geocities), este gráfico es interesante.

Si Google pagó 111,11 dólares por cada usuario de Flickr, ¿cuánto dinero espera ganar con las fotos de cada usuario? ¿y por la información contextual sobre el usuario que proporciona cada una de esas fotos?

Da qué pensar.

Agents of S.H.I.E.L.D., hackers y Aaron Swartz

skye
La última serie a la que me he aficionado es Marvel: Agents of S.H.I.E.L.D. Es inevitable, pasé la infancia, adolescencia y juventud leyendo todo lo que caía en mis manos, y afortunadamente mi hermano mayor tenía unos amigos “tipo Sheldon” que sacaban dinero de no sé dónde para comprarse todo cómic y novela que se publicaba en España, que le prestaban dicho material, y que obviamente pasaban por mis manos antes de ser devueltos a sus generosos propietarios. Así que me gusta echar a volar la imaginación y estoy encantada con que Marvel (y también D.C., por supuesto) haya decidido explotar tan bien el filón de reinventar sus personajes bajo los focos de Hollywood.

No sé si habéis visto la serie. No es la bomba de complicada, es muy entretenida. Uno de los personajes centrales es Skye, una “hacker à la Hollywood” miembro de un movimiento llamado “The Rising Tide”. Lo de los hackers en las películas es una mezcla de ridículo y divertido (nada supera al niño de Jurassic Park y su “¡¡UNIX es fácil!!”). En este caso las escenas de hackers son tan irreales como siempre. La gracia y lo que me hace escribir de S.H.I.E.L.D. aquí es que “The Rising Tide” es más bien un movimiento de derechos civiles en Internet, que defiende el libre y universal acceso a la información, y cuyos miembros sueltan referencias a personas como Aaron Swartz (que en paz descanse, todo sea dicho, tras perder la vida en relación a una depresión profunda en relación con el Establishment estadounidense cayéndole encima con todo el peso posible debido a un “stunt” activista, una simple descarga de “papers” científicos para apoyar la idea de que los resultados de la investigación pagada con dinero público deberían ser de dominio público).

Miniproyecto: tomar el control de tu lector de feeds con TinyTinyRSS y ttrss-mobile

Hace algunos meses Google anunció que cerraba Google Reader. Aunque este cambio no sucederá hasta julio, muchos huimos en desbandada de Google Reader el mismo día que se hizo el anuncio. Aunque gracias a Versvs sabía de TinyTinyRss (gestor de feeds libre que puedes hospedar tú mismo), el lance me cogió ocupada y en lugar de instalar una solución libre y autogestionada como esa, me fui por el lado fácil y migré mis feeds a Feedly. Con este lector he estado unos meses.

No me he acostumbrado. Feedly es muy bonito (más todavía la versión móvil), pero debe de ser que soy antigua y por eso no la entiendo. No, no me refiero a los gestos táctiles, esos me encantan. Me refiero a que me es muy difícil gestionar mi larga lista de feeds y categorías, y que esas versiones premasticadas con lo más interesante del día en lugar de hacerme la vida fácil me dan una sensación de falta de control que me angustia. A muchos Feedly les irá muy bien, a mí no me ha agradado. Además tengo un problema grave de des-sincronización entre el dispositivo móvil y la versión Web. Siempre tengo la impresión de que por mucho que marque artículos como leídos, muchos tienden a reaparecer como pendientes.

En fin, que hace dos noches agarré el toro por los cuernos y me puse a instalar TinyTinyRSS en el host que también alberga este humilde blog. Este artículo será un sencillísimo “How-to”. Para ello primero detallo mis requerimientos (o más bien, cómo utilizaba Google Reader):

  • Gestor de feeds RSS en Web.
  • Gestor de feeds RSS en dispositivo móvil (lo usaba vía el navegador, o sea, Web móvil).
  • Publicación automática de los artículos que marcaba con una estrella. Con If This Then That usaba una receta que publicaba los artículos de Google Reader marcados con una estrella en mi microblog. Allá usando el plug in WP to Twitter, éstos acababan en la red social de los pajaritos latosos.

¡Y la verdad es que me estoy tardando más en escribir este artículo que en hacer la instalación! Estos fueron los pasos.

Instalación de Tiny Tiny RSS

El proyecto tiene un buen Wiki (en inglés) y las instrucciones son muy fáciles de seguir. Básicamente se trata de lo siguiente:

  • Descarga los ficheros de instalación (abajo del todo en la página inicial del Wiki) y descomprímelos.
  • Cópialos al directorio raíz de tu hosting así, tal cual.
  • Crea una base de datos en el panel de control de tu hosting. Yo lo hice con MySQL y va bien.
  • Asegúrate que la versión de PHP que usas en tu hosting es PHP 5.3. Si fuese una versión inferior tienes que actualizar por fuerza.
  • Abre el script de instalación a traves del navegador visitando http://nombre de tu sitio.extensión/tt-rss/install. Tendrás que informar:/
  • ——————- Nombre y host de la base de datos.
    ——————- Usuario de la base de datos.
    ——————- Password del usuario.
    ——————- Path de tu instalación (http://nombre de tu sitio.extensión/tt-rss/).
    ……………….. Clica en la opción de validación de requisitos para la instalación.
    ……………….. Clica para que se actualice automáticamente el fichero de configuración.

    ¡Ya está!

    Valídate por primera vez (admin – password), cambia la constraseña de esa cuenta de administracion y créate un usuario nuevo sin permisos de administración para el uso cotidiano. Asegúrate que dejas marcada la opción de utilizar la API para ese nuevo usuario.

    Si usabas Google Reader, puedes descargarte el fichero de feeds de allá (OPML) e importarlo en TinyTinyRSS (opciones-preferencias-feeds-OPML).

    Tick! Primer objetivo cumplido.

    TinyTinyRSS en Web móvil

    Oooh, para esto me he encontrado en GitHub con una joya llamada ttrss-mobile. Simplemente te descargas la última versión de la herramienta, la descomprimes, la subes al hosting (en una carpeta al mismo nivel que la que has usado para instalar TinyTinyRSS), haces una copia del fichero conf.js.dist y le llamas conf.js, lo abres con notepad o gedit y en él solamente cambias el valor de la variable apiPath si 1. no has llamado tt-rss a la carpeta de tu instalación de TinyTinyRSS, o 2. no has creado la carpeta de TinyTinyRSS en la raíz.

    Seguidamente usas la URL http://tuservidor.extension/carpeta-del-rss-movil, usas tus credenciales para autenticarte y voilà! Todo funciona. Ahí os van algunos pantallazos:

    Esto es lo que se ve nada más te autenticas: lista de categorías.
    categorias

    Haciendo tap sobre una categoría salen los feeds de esa categoría:
    feeds en categoria

    Esta es la pinta que tiene un artículo en ttrss-mobile:
    articulo

    Finalmente, este es el menú contextual:
    menu

    Publicación automática de artículos seleccionados en el microblog

    ¡No tan rápido, chicos! Aún no me ha dado tiempo de hacerlo. Además, a través de Bianka me enteré de la existencia de Huginn, una versión libre de If This Then That, y será lo que utilice para este pequeño proyectito. ¡Será objeto de otro how-to muy pronto! :)