Archivos de la categoría Geografía

París, enero 2015, MI5 y El Jueves

París, enero 2015. Dos individuos armados hasta los dientes asesinan a 10 humoristas y 2 policías. Por otro lado, otro individuo igual de armado asesina a una policía y después se atrinchera en un supermercado kosher y asesina a cuatro compradores. Todo ello en nombre de su dios y una guerra santa que se han inventado.

No pasan 2 días que escucho en la BBC que el MI5, los servicios secretos británicos, piden al ejecutivo que se les amplíen los poderes para interceptar comunicaciones de civiles para poder proteger a la población.

Menos mal que siempre nos quedará El Jueves para inyectar algo de sentido común.

B7wBJffCYAAO3i0

¡Feliz 2014 cuántico!

¡Feliz 2014!

El año comienza con la siguiente noticia: dice Snowden que la NSA está trabajando en un ordenador cuántico para poder descifrar cualquier contraseña (aquí vía El País).

Sabemos desde hace mucho que todas las estrategias de seguridad informática que se usan actualmente (basadas en cálculos fáciles para “enmascarar” pero irrealizables en tiempos humanos para “desenmascarar” si no se conocen las claves secretas) se iban por el caño en cuanto un nuevo paradigma de computación que permita solucionar cálculos polinomiales no determinísticos en tiempo determinístico fuese práctico de utilizar. Ejemplo: la computación cuántica.

Google y la NASA está invirtiendo en ordenadores cuánticos. No era pues de extrañar que la NSA estadounidense también se pusiese en ello.

Tiempos interesantes

Desde el mes de abril he logrado acabar varios libros: Criptonomicón de Neil Stephenson, Little Brother, Homeland, Makers y Pirate Cinema de Cory Doctorow. Agradecida estoy a esa elección, porque la realidad está superando en gravedad y con creces mucho de lo que he aprendido con esas novelas de ficción.

Chelsea Manning primero y Edward Snowden después se han tenido que enfrentar al mismo dilema que carcomía a Marcus Yallow en Homeland. Tienes entre las manos información confidencial en la que se desvelan los abusos del gobierno estadounidense. Sabes que el gobierno está violando la confianza que el pueblo ha depositado en él y quieres que el mundo se entere de esas barrabasadas, pero también intuyes (no lo sabes) lo que te pasará si filtras la información.

Lo que hemos aprendido sobre PRISM y el espionaje a nivel individual de (prácticamente) todas las personas que utilizan Internet que efectúa la NSA hacen resonar con especial fuerza todos los argumentos de John Cantrell y Tom Howard, los criptógrafos activistas del Criptonomicón que defienden con uñas, dientes y escopetas recortadas las libertades que les otorga la constitución de su país. El Estado nos espía descaradamente, por lo que hay que esforzarse para proteger nuestra privacidad. Toca cifrar correo, toca usar Tor… El vecino de enfrente nos observa día y noche con binoculares: toca comprar cortinas y usarlas. La detención de David Miranda por las autoridades británicas para incautarle el material que Snowden había entregado a los periodistas de The Guardian nos recuerda que quizás no sea tan paranoico utilizar Paranoid Linux y TrueCrypt como hace Trent/Cecil en Pirate Cinema para proteger su ordenador en caso de que su equipo informático acabase en malas manos (de la policía sobrepasando su cometido en esa novela).

Y luego están los pequeños detalles. En Criptonomicón, Randy se pasa medio libro teniendo conversaciones de contenido confidencial con música metal a todo volumen para evitar que “alguien con un láser” infiera lo dicho en la sala analizando las vibraciones de los cristales de las ventanas. ¿Y qué dicen los servicios secretos británicos a los medios de comunicación para justificar la detención de Miranda? Que en The Guardian no tienen ni idea de seguridad y de cómo los servicios secretos chinos o rusos pueden fácilmente acceder a los ficheros de Snowden, porque “usando un láser pueden estudiar las vibraciones de los cristales de las ventanas e inferir las conversaciones”. (léanlo aquí y aquí, busquen la palabra “laser” dentro del texto). La coincidencia da escalofríos.

¿Y qué les parece que Trent/Cecil, en Pirate Cinema, utilice el navegador-que-protege-tu-privacidad creado por The Pirate Bay? Pues aquí lo tienen, recién lanzado la semana pasada: Pirate Browser.

Finalmente, el pequeño e inventado sultanato de Kinakuta, del Criptonomicón, donde el sultán decide crear un centro de datos ultraseguro donde se garantiza la no intervención de los estados en la información almacenada por sus clientes, parece ser que estará en una ubicación no tan exótica: Kim Dotcom apunta a Islandia, el primer país moderno totalmente independiente de organismos internacionales gracias a haber quebrado y haber resurgido sin créditos ni favores de nadie, solo con el esfuerzo de sus ciudadanos, para hospedar su nueva empresa Mega y en especial su nuevo servicio de correo electrónico seguro, tras la vergonzosa clausura de Lavabit y Silent Circle por amenazas de la NSA.

Tiempos interesantes… Sigamos leyendo.

Revisando el ticket de la compra en la Diputación de Valencia

Vean esto.

Qué quieren que les diga. Podría decir que es una vergüenza que esta señora use el tiempo por el que le pagan los contribuyentes para revisar el ticket del súper.

Podría decir que es una vergüenza que a alguien le hagan fotos encima del hombro para ver qué está leyendo/escribiendo y que se publiquen en prensa nacional.

La fina línea entre ser personaje público, o representante de los ciudadanos que te votaron, y el derecho a la intimidad es muy fácil de cruzar. Especialmente cuando la prensa, coludidos con los políticos de signo opuesto, siempre andan locos por un titular.

Algo me dice que hacer de esto una noticia no es correcto. A la vez algo me dice que no es una excepción ni un desliz que los parlamentarios de todos los ámbitos se desentienden demasiado de los temas por los que les pagan para que les presten atención.

Resumen: DESCOMPOSICIÓN.

El precio a pagar para visitar Angkor Wat: 20 dólares y tus huellas dactilares

bayon
No acabo de entender para qué quiere Camboya las huellas dactilares de todos sus visitantes, pero las recoge religiosamente a la entrada y a la salida del país.

Me he encontrado esta conversación en un foro de viajes en la que se comentan alternativas para no dar tus huellas. La mejor de todas: escayolarte ambos brazos (¡hasta los puños!) y decir que tuviste un accidente de moto. ¡Más atractivo que cortarte las yemas de los dedos!

24 noviembre, Barcelona: Jornadas sobre Hacktivismo y Censura en Internet

Me llega esto por correo electrónico, muy interesante:

Jornadas sobre Hacktivismo y Censura en Internet

Charlas, debates y talleres para reflexionar sobre la privacidad y la libertad de expresión a Internet y sobre la respuesta ciudadana a la política en materia de internet.

Con la participación de Carlos Sánchez Almeida, reputado abogado y divulgador en derecho en Internet.

Sábado 24 de Noviembre 2012 de 10:45h a 22:30h. En el Espai Jove La Fontana (C. Gran de Gràcia 190, Barcelona)

Internet es un lugar donde todavía podemos ser libres. O eso nos dicen. No obstante la realidad es muy diferente. Abrimos los diarios y nos encontramos con leyes como ACTA, SOPA o la polémica Ley Sinde-Wert. Entramos a un portal de notícias y leemos sobre proyectos como INDECT, el requerimiento de información sobre activistas a Google o Facebook por parte de la policía o la vigilancia de los proveedores de Internet sobre el tráfico de los usuarios para detectar intercambios de ficheros. Y por último en el telediario nos informan de la censura de denuncias populares de corrupción por solicitud gubernamental. Todos estos son sintomas de una sociedad reprimida. Una sociedad donde el gobierno y las corporaciones hacen todo lo posible para controlar a Internet y a sus usuarios. Una sociedad donde el famoso Big Brother o Gran Hermano es cada vez se más una realidad.

Pensamos que el primero que hay que hacer es informar y concienciar a la gente y con este propósito nacen las #JornadasAnon, abiertas a todo el mundo. Las #JornadasAnon pretenden ser un espacio de debate y aprendizaje donde la pérdida de libertades en Internet se ponga sobre la mesa y se discuta.

Charla “Consecuencias de ser hacktivista” 11:15
Carlos Sánchez Almeida nos hablará de las consecuencias legales de ser hacktivista, y como los gobiernos reaccionan ante las acciones de la disidencia a Internet elaborando leyes cada vez más restrictivas.

Charla “Repercusion de las acciones de Anonymous” 12:15
Jordi Delgado nos hablará del grupo hacktivista Anonymous. Anonymous nos enseña que acciones organizadas por pequeños grupos de hacktivistas pueden ser muy efectivas a la hora de difundir una idea o de denunciar casos de corrupción o de abusos. Delgado nos ofrecerá un repaso, no de las acciones de Anonymous, sino de las consecuencias que estas han tenido. Esperamos que después sea más fácil responder a la molesta pregunta “Y para que sirve esto que hacen los Anonymous?”

Charla “Obtener datos a través de Twitter” 16:15
Alberto Lumbreras nos enseñará qué tipo de análisis de datos se pueden hacer sobre redes sociales como Twitter. Está claro que las agencias de inteligencia y las autoridades ya utilizan estos tipos de análisis, por qué no nosotros también?

Taller “Anonimato en red” 17:30
Taller impartido por Pancake. El debate y la discusión son imprescindibles, pero también tiene que haber una línea de acción de cara a ser capaces de contrarrestar las medidas de control que gobiernos y corporaciones quieren imponer. El taller nos enseñará como navegar de manera segura, como escribir e-mails realmente privados, qué errores habría que evitar, etc.

Debate final 19:30
Finalmente, para cerrar las jornadas abriremos un debate final, con algunos de los ponentes y el público para establecer conclusiones y, sobre todo, líneas de trabajo de cara al futuro.

Concierto de cierre 20:30
Concierto de música 8 bits a cargo del grupo barcelonés Distortled Box.

Contacto (Jordi Delgado Pin):

Correo electronico: Jornadasanon@gmail.com
Twitter: https://twitter.com/jornadasanon

Reino Unido: plan para crear “carnet de identidad virtual” que use identidad de Facebook (y otros servicios)

Desde hace muchos años, y pese a no tener un sistema de carnet de identidad nacional, la administración electrónica británica funciona muy bien de modo distribuido. En la era pre-Internet eran las oficinas de correos las que servían de ventanilla. En ellas podías (y sigues pudiendo) recoger el formulario adecuado al trámite que quieres realizar, lo rellenas, muestras al empleado de correos la documentación pertinente, él verifica que todo está en orden, y se realiza el envío por correo del papeleo. Yo lo usé bastante en los años 90 para cosas que van desde conseguir el carnet de conducir a registrar el coche a presentar la declaración de la renta y funcionaba como un reloj (incluso para ciudadanos de la UE no británicos).

Desde hace ya bastantes años está disponible el portal DirectGov, auténtica ventanilla electrónica única que funciona tan bien como su precursora analógica basada en la oficina de correos. Si tienes pasaporte o carnet de conducir, conseguir tus credenciales (nombre de usuario) es un sencillo proceso online. Si no dispones de dichos documentos bastará una visita a la oficina de correos de tu pueblo para obtenerlo. Y a partir de entonces todos los trámites burocráticos que te puedas imaginar pueden realizarse desde casa.

Por eso me ha llamado mucho la atención (negativamente) esta noticia en The Independent: Acaban de lanzar un programa de creación de “carnet de identidad virtual“, que en realidad no es más que delegar el servicio de autenticación en redes sociales populares como Facebook o en el portal de proveedores de servicio muy implantados como British Telecom.

Una de las razones del gobierno para impulsar este programa: “evitar que la gente se canse de recordar contraseñas”, lo cual se considera una gran “barrera de entrada” a usar DirectGov.

Mi opinión, en inglés de Charles Dickens: “Humbug!” (¡paparruchas!)

¿Cuál pensáis que sea el motivo real para este programa? ¿Y cuáles los principales riesgos inherentes a dicha medida?

We are at war: ¡saquemos al país (y a la profesión) adelante!

Con este post nos unimos a la campaña #weareatwar

Mi pequeño granito de arena viene desde el ámbito corporativo. Primero os comparto una inquietud (en realidad, algo que me molesta bastante – intentaré no ser demasiado cínica, porque la campaña va precisamente de no serlo) y después la manera de darle la vuelta a la situación usando elementos que están totalmente en nuestras manos. Ahí va…

La situación

Escojan una multinacional al azar. Vayan al Org Chart, identifiquen al CIO (chief information officer, o vicepresidente de informática, como prefieran), búsquenlo en Linkedin y léanse su perfil. Es prácticamente seguro que el tipo o tipa en cuestión NO tiene un background técnico, y si lo tiene, seguro que no es en tecnologías de la información. Directores de ventas, de marketing, más típicamente contables/controllers… Muchos de ellos jactándose de no tener ni piiip idea del área que (supuestamente) dirigen, orgullosamente afirmando que no saben lo que es un servidor, ni tienen por qué saberlo, son los que rigen nuestros destinos. It’s all about providing value to the business, baby. También rigen nuestros objetivos. Nuestras prioridades. Nuestras deadlines. Impossible is nothing. Siendo conservador no se llega a la cima.

El análisis

LA CULPA ES NUESTRA. Nuestra. Nuestra. Solo nuestra.

He conocido a informáticos que conocen mejor que el propio área de negocio sus procesos de trabajo (ya saben, si tú eres quien programa la herramienta de gestión, has de conocer el detalle hasta el último punto y coma) y sin embargo, es difícil, bordeando en imposible, que alguien salga de un departamento de informática y pase a liderar un departamento operativo (o comercial, o de marketing, o de lo que sea). He de añadir que para acceder a puestos ejecutivos (y VP de informática lo es), una multinacional requiere personas con una exposición lo más amplia posible a todos sus ámbitos de actuación. De ingeniero en una planta de producción a vendedor técnico, a jefe de ventas, a country manager (con responsabilidad sobre una cuenta de resultados), a director de algo, a vicepresidente de lo otro – ese es un plan de carrera típico de ejecutivos. Programador a analista a arquitecto a jefe de departamento a vicepresidente de informática es más raro que encontrar un gorila blanco. Lo descartaremos como una opción de hacer carrera hasta la cima. Y no me parece ilógico. Un puesto ejecutivo es mucho más sobre politiqueo, sobrevivir rodeado de tiburones, tener una buena visión holística de la organización, que sobre excelencia en un área en particular. Para proporcionar esa excelencia que solo da el talento y la experiencia tienes a tus subordinados. Que no tienen ni tu bonus, ni tu cochazo, ni nada de esos símbolos de estatus que marcan a un ejecutivo.

Los informáticos tenemos un problema de actitud. Nos pirran los cacharritos, nos gusta lo que hacemos. Muchas veces no nos sentimos cómodos (para ser justa, debería decir TAN cómodos) haciendo tareas para las que NO tenemos cualificación específica. Somos profesionales de la informática, nos gusta diseñar, analizar, construir, y pensamos que es ahí donde podemos prosperar a base de excelencia. Lógico, ¿no? Pues no… Pero hasta que no lo entendamos, no nos “tiraremos a la piscina” cuando pasan por delante de nuestras narices oportunidades que nos sacarían de nuestra zona de confort.

Consejo número uno: Aprende lo más posible sobre la empresa a la que trabajas. Nada de “un SAP es un SAP ya sea en una yogurtera como en una automotriz”. Y si se da la oportunidad de pasar un tiempo fuera de Informática… NI TE LO PIENSES.

Vale, ya estás fuera. Estás en el mundo real. Pero mucho cuidado. Porque nosotros hacemos bien cosas que nadie más sabe hacer. Por eso, etiqueta al canto. Llevas Informático escrito en la frente con tinta indeleble (aunque ahora seas jefe de logística). Eres el que arregla PCs, el que sabe qué piip le pasa al email hoy, la persona a la que “pedir un favor” antes de llamar al infame departamento de Informática para reportar un problema.

Consejo número dos: DESLÍNDATE de la informática. Intenta, con mucho tacto, eso sí, no convertirte en el departamento de informática encubierto. Sin ponerte borde, no des nada de soporte a no ser que sea algo tontísimo. Más: cuando haya un problema, muérdete los labios y no des el diagnóstico resultado de la ingeniería inversa que has hecho en tu cabecita (veo que me están enchufando 15.000 parches de seguridad en mi ordenador esta mañana, seguro que lo lentorro del sistema es porque se lo están haciendo a todos los demás y están colapsando la línea. VERBOTEN! FORBIDDEN! ¡PROHIBIDO! ¡No abras la boca!). Y no, por el amor de Dios, NO HAGAS INFORMES atacando directamente a la base de datos con tus credenciales antiguas de técnico. Ni se te ocurra hacer “un Access rápido” para semi-automatizar un proceso manual que te toca las narices. Y si lo haces, hazlo en secreto, hazlo para ti. Pero que no se enteren. Si no sigues estos consejos, ese cartelito en la frente no se te borrará jamás, y olvídate de cualquier posibilidad de prosperar. Porque, y esto es importante, si estás haciendo de “informático encubierto” entonces no estarás haciendo lo que se supone que tienes que hacer como “jefe de logística”, y estos objetivos son los que te llevarán a tu siguiente escalón profesional, no “las castañas tecnológicas que le saques al departamento”.

Ya estás en un puesto de responsabilidad. Ya te has acreditado como una persona de experiencia, polivalente, disciplinada y que conoce al dedillo las reglas de negocio. Eres director, vicepresidente… directivo. Aquí haznos a todos un favor. MUESTRA ORGULLO FRIKI. Ahora sí, utiliza todo lo que sabes. Probablemente a estas alturas del partido eres incapaz de escribir un “Hello World” en Java, no te acuerdes exactamente de las fórmulas que te dan el espacio total de disco en un RAID 5, pero seguro que entiendes los conceptos y la complejidad de todo el “hype”, toda la palabrería de gurú con la que los ejecutivos se sienten cómodos. Sabes lo que es el Cloud Computing. Sabes lo que es Big Data. Sabes lo que es SaaS. M2M, Internet de las cosas, qué sé yo. La importancia de los estándares. Sabes identificar y evaluar los pros y los contras tanto del lado de negocio como del lado técnico. Destaca, brilla, toma decisiones acertadas. SAL DEL ARMARIO COMO TECNÓLOGO. Sé faro de tu organización, sé ejemplo para los informáticos que van subiendo. Solo entonces, solo si surgen muchas personas con este perfil y trayectoria, podrá la profesión informática dignificarse en el entorno empresarial.

¿Y sabéis qué?

ESTÁ TOTALMENTE EN NUESTRAS MANOS.