Archivos de la categoría Sociedad de la información

Quantified self en manos de tu jefe, no es una buena idea

Ojo, que por aquí nos viene un peligro más que evidente de control del individuo por parte de su empleador, siempre a favor del segundo.

http://www.bloomberg.com/news/articles/2015-08-12/wearable-biosensors-bring-tracking-tech-into-the-workplace

Ojo, yo uso wearables para auto controlar mi estrés y saber retirarme a tiempo de una reunión / conversación que le esté haciendo daño a mi mente y a mi cuerpo. Estoy muy lejos de ser una neo ludita. Pero estas tecnologías en manos de los empleadores son para tratar a los empleados como “recursos humanos” y optimizarlos a corto y tirarlos a la basura cuando se rompan.

Mucho ojo, por tercera vez.

París, enero 2015, MI5 y El Jueves

París, enero 2015. Dos individuos armados hasta los dientes asesinan a 10 humoristas y 2 policías. Por otro lado, otro individuo igual de armado asesina a una policía y después se atrinchera en un supermercado kosher y asesina a cuatro compradores. Todo ello en nombre de su dios y una guerra santa que se han inventado.

No pasan 2 días que escucho en la BBC que el MI5, los servicios secretos británicos, piden al ejecutivo que se les amplíen los poderes para interceptar comunicaciones de civiles para poder proteger a la población.

Menos mal que siempre nos quedará El Jueves para inyectar algo de sentido común.

B7wBJffCYAAO3i0

¡Feliz 2014 cuántico!

¡Feliz 2014!

El año comienza con la siguiente noticia: dice Snowden que la NSA está trabajando en un ordenador cuántico para poder descifrar cualquier contraseña (aquí vía El País).

Sabemos desde hace mucho que todas las estrategias de seguridad informática que se usan actualmente (basadas en cálculos fáciles para “enmascarar” pero irrealizables en tiempos humanos para “desenmascarar” si no se conocen las claves secretas) se iban por el caño en cuanto un nuevo paradigma de computación que permita solucionar cálculos polinomiales no determinísticos en tiempo determinístico fuese práctico de utilizar. Ejemplo: la computación cuántica.

Google y la NASA está invirtiendo en ordenadores cuánticos. No era pues de extrañar que la NSA estadounidense también se pusiese en ello.

Se fue uno de los buenos… Descanse en paz, Aaron Swartz

Todos han escrito sobre ello. Tim Berners-Lee. Cory Doctorow. Lawrence Lessig. Hay palabras de expertos en informática forense. Por supuesto, ha hablado la familia. Hasta la supuesta víctima de su supuesto crimen, JSTOR, que retiró la denuncia, también ha hecho un comunicado público. El MIT no retiró la denuncia y ahora informa que van a abrir una investigación al respecto. Se ha montado una petición a la Casa Blanca para destituir a la fiscal del caso.

Sí, se trata de Aaron Swartz y su suicidio.

Los hechos son conocidos. Aaron era un gran defensor de que la información fluyese libremente. Ya de adolescente escribió una aplicación Web similar a lo que acabó siendo la Wikipedia; en su juventud se encargó de “liberar” documentación de millones de casos judiciales en Estados Unidos; recientemente fue uno de los activistas más prominentes en la lucha contra PIPA/SOPA, y la última acción; la que finalmente le ha jodido la vida, fue bajarse prácticamente todos los contenidos del sitio JSTOR, que almacena documentos académicos, usando un método muy sencillo llamado “scraping”: escribes un script sencillito que simula que te estás conectando a una página a través de un navegador normal y le das al botón de “guardar” clicando con tu ratón – la gracia de hacerlo en un script es que un ordenador lo puede hacer muchísimo más rápido tantas veces como sea necesario, y lo puso en marcha con un portátil que escondió en un armario del MIT desde el cual se podía conectar a un cable de red.

¿Cuál fue el lado conflictivo de esta acción? Primero, meter un ordenador en un armario sin llave del MIT, segundo, incumplir con los términos y condiciones de uso de JSTOR (sí, ese rollo de páginas y páginas que nunca nos leemos y siempre decimos estar de acuerdo). JSTOR de hecho retiró la denuncia una vez supo qué había pasado, qué había sobrecargado sus servidores. El MIT, para su vergüenza viendo lo severo de la pena que se le venía encima a Aaron, no los retiró. A Aaron le iba a caer todo el peso de la ley, y después algo más: parece ser que a alguien le convino hacer de éste un caso ejemplar, y era prácticamente seguro que le iba a tocar pasar algo de tiempo en la cárcel y antes perder todo su dinero y el de sus allegados intentando evitarlo.

Dicen los expertos que es imposible acharcarle a un solo evento la pérdida de ganas de vivir que precede a un suicidio. Pero también es cierto que hay muchas maneras de matar a alguien. Sea como fuere, hemos perdido a un jovencísimo y talentoso miembro de la sociedad.

Descanse en paz.

¡Cat Signal! Exígele a la ONU que Internet siga siendo libre

Algunos lectores recordarán que hace ya casi un año se formó la Internet Defense League (y nos unimos a ella), una iniciativa muy seria aunque de aspecto desenfadado para aprovechar la capilaridad de la blogosfera para emitir alertas de eventos o acciones que pongan en peligro la libertad en Internet.

Pues bien: hoy hemos recibido la primera “cat signal“.

Si en agosto leiste este artículo y te parece que ceder control de Internet a la ONU, donde tanto países verdaderamente democráticos como países donde el respeto a la libertad es un chiste tienen el mismo poder (a ecnonomía equivalente) es una muy mala idea, ahora es el momento de expresar tu malestar, porque HOY la ITU (organización adscrita a las naciones unidas) se reúne para acordar precisamente tomar control de la infraestructura base de Internet.

Que no lo hagan sin que se escuche nuestra opinión. La traducción al español es atroz, de acuerdo, pero firma la petición.

Si quieres entender las razones profundas de la “actual crisis” (y cómo salir) tienes que leer esto…

Este libro ha saltado a la primera posición de lecturas pendientes. El modo de producción P2P es lo último que han producido desde Las Indias. Me gusta todo de ello.

En primer lugar por cómo practican algo que a mí me encantaría poder hacer: primero desarrollar y pulir ideas en torno a posts y subsecuentes debates en el blog, y cuando surge algo con suficiente empaque, escribirlo de forma integral y coherente en un libro – y además hacerlo en tiempo récord. Este libro es ejemplo de ello.

En segundo lugar, porque el tema es fascinante. Si tú también crees que “la crisis” va más allá de la prima de riesgo y “los injustos mercados que castigan a España sin motivo”, tienes que leer esto. Los indianos son de los pocos que cogen el toro por los cuernos y dicen lo que hay: la escala óptima de producción (por escala entendamos el tamaño de una organización, óptimo no os lo voy a explicar, ¡producción tampoco!) ha cambiado a lo largo del tiempo a medida que cambia la tecnología, el nivel de productividad y la topología de comunicaciones. Esta escala óptima está reduciéndose (los que trabajéis en una multinacional y os quejéis día sí, día también, de que haya tanto incompetente suelto y de lo difícil que es arrancarle una decisión a la organización lo experimentáis a diario). Los dinosaurios comienzan a pasar hambre y el mundo está convulsionado. En el libro aprenderemos quiénes son los pequeños mamíferos en esta historia de extinción. La pista está en el título de la obra.

Haced como yo, ¡leedlo y participad de la discusión!

Rusia y China, esos paladines de los derechos humanos, reclaman más control de Internet

Karlsplatz de Múnich renombrada Pussy Riot Platz, 21 agosto 2012

Vía la newsletter de EDRi leo que los gobiernos chinos y rusos están pidiendo que una agencia de la ONU poco conocida, la Unión Internacional de Telecomunicaciones, se erija en el organismo de control de Internet.

Hasta ahora la UIT se ha centrado en aspectos más técnicos, como la promoción del protocolo IPv6 (el que ha surgido para extender la cantidad de direcciones IP disponibles). En septiembre de 2011, esos garantes de las libertades y los derechos humanos, Rusia y China, apoyados por Uzbekistán y Tajikistán (que también han implementado controles de Internet por motivos políticos, entre otros) propusieron a la Asamblea General de la ONU la creación de un código internacional de conducta relacionado con la seguridad de la información y con el objetivo de establecer normas y reglas de estandarización del comportamiento de los países en relación con la información y el ciberespacio, dirigidas por los gobiernos.

Lean estas palabras de Putin dirigidas al presidente de la ITU, verán que la petición es extenderse a asuntos relacionados con el control:

“Gracias por las ideas que habéis propuesto. Una de ellas es el establecimiento de control internacional sobre internet aprovechando las capacidades de monitorización y supervisión de la Unión Internacional de Telecomunicaciones”.

Está claro que escuece que mucho del andamiaje que hace que Internet se mantenga de pie se gestione desde Estados Unidos (ICANN, IANA) y es hasta cierto punto lógico que los países que no están en la esfera de Washington reclamen que esto se transfiera al “club de todos los países excepto Taiwan“. La Unión Europea, a través de Neelie Kroes, no ve necesaria la medida. Y es que en el fondo se trata de una guerra por el control sobre la estructura de transmisión de información más poderosa del mundo. El problema, para mí, son los efectos secundarios de que sean “gobiernos anti-personas” los que dicten las normas de conducta en Internet y los que controlen (valga la redundancia) sus mecanismos de control.

Dicho esto… ¡Libertad para las Pussy Riot!

Nos hemos apuntado a la Internet Defense League

Internet Defense League
Como podéis ver en la barra de la derecha, en ¿Quién vigila al vigilante? nos hemos apuntado a la Liga de la Defensa de Internet.

¿Por qué? Porque nos gustan las cosas que hace la gente que está detrás de todo esto. Igual que los que hicieron The Story of Stuff. Tratar de hacer que el público en general se interese en cosas muy serias es una tarea muy loable… y hercúlea.

¡Y qué diantres! Porque ¡nos encanta el gato! ¡Y nos encantó que se proyectara en plan “batisímbolo” en edificios emblemáticos de varias ciudades del planeta!